@ agnasg

El guión de una entrevista a los actores, directores y productores de películas

19-08-2019 1:41 PM

Tengo algunas notas sobre películas que he visto recientemente pero en esta oportunidad no quiero hablar sobre películas en sí sino sobre la promoción de las mismas. Los actores (y también directores y productores) deben conceder entrevistas a los periodistas para promocionar las películas. ¿Cuántas entrevistas? Muchas. Deben ser interminables sesiones de entrevistas donde seguramente se repiten una y otra vez las preguntas. Para ejemplo, podemos recordar esas escenas en “Un lugar llamado Notting Hill” donde Hugh Grant, quien trataba de hablar con Julia Roberts es obligado a hacerle preguntas a los actores (“¿Cuál fue tu mejor experiencia hasta ahora?” – “Trabajar con Leonardo” – “¿Leonardo da Vinci?” – “Leonardo di Caprio”)

Una forma fácil de saber si una película te va a gustar o no es ver el trailer, pero mucho mejor es ver los análisis que hacen los periodistas dedicados al medio. Lo malo es cuando llegan a la parte de entrevistas y los actores comienzan a responder a las preguntas en forma mecánica y sin inspiración. Entiendo que hay que hacer amable en las entrevistas, pero llegar a la adulación forzada se hace bien pesado de ver.

A veces las preguntas no tienen mucha inspiración:

  • ¿Qué fue lo mejor de tu personaje?
  • ¿Qué te inspiró para la realización de tu personaje?
  • ¿Hay algo de ti en ese personaje? o el inefable: ¿Te identificas con tu personaje?

y rara vez son preguntas interesantes:

  • Jane Austen trató de representar la candidez de una época a través de sus personajes. ¿Crees que tu interpretación hace honor a ese genuino y siempre muy alabado esfuerzo?
  • ¿Por qué otra película de zombies?
  • ¿Sientes vergüenza de hacer un remake?

Pero lo más increíble de todo son los cliches que usan cuando se trata de hablar de sus compañeros en el set o del director:

  • “Es una persona bondadosa, generosa, su calurosa presencia siempre fue una inspiración”
  • “Él sacó cosas de mi que yo no sabía que tenía”
  • “Ella es graciosa, siempre tiene una palabra que me calmaba y me llenaba de entusiasmo”
  • “Él es el tipo de actor con el que siempre he querido trabajar. Yo andaba en la búsqueda de un actor que no fuese fácil de identificar con algún tipo de rol en particular. No me mal interpretes, sus películas han sido excelentes, pero no han tenido la publicidad que se merecen. Son el tipo de películas, que alguna vez yo quisiera hacer”

Claro, la alternativa es algo difícil de ver y los entrevistadores van a cortar cualquier desliz: “Fue horrible el set de grabación, es imposible trabajar con él”. Además, parece que hay un código de honor o algo por el estilo que obliga a actores y directores a adular a sus compañeros de trabajo, so pena de no ser llamados para la próxima película. Megan Fox tuvo problemas con Michael Bay, y fue despedida de inmediato. Christian Bale tiene fama de tener mal carácter y quizás por eso no continuó en Terminator. Y ya es sabido que hay actores que se niegan a conceder entrevistas, o que han tenido muy malas experiencias en las entrevistas.

Así que estamos destinados a ver siempre las mismas entrevistas con el mismo formato. En Hollywood rara vez hay sorpresas.