@ agnasg

Yo solía ver películas del oeste con mi papá

15-10-2019 9:54 AM

Spoiler alert: se va a revelar parte de la trama de la película

Y ahora me pregunto que pensaría de esa obra maestra llamada “The Homesman”, con Tommy Lee Jones y Hillary Swank, con un viaje al oeste pero a la inversa, con situaciones insólitas como viajar con 3 mujeres que han perdido el juicio, indios que se conforman con un caballo, vagabundos que terminan siendo el personaje principal al final de la película, y muchas otras cosas inverosímiles. Soltaría una carcajada, supongo.

“The Homesman” cuenta la historia de una mujer sola sin marido ni hijos (Hilary Swank) que atiende su granja en las praderas de Nebraska, sola pero recia arando el campo con sus burros. Cuando el reverendo del pueblo solicita ayuda para llevar a 3 mujeres que han enloquecido por las privaciones de la vida en el lejano oeste, ella (Hilary Swank) se ofrece para llevarlas. En el camino se encuentra con un vagabundo, ladrón de granjas, Tommy Lee Jones quien acuerda ayudarla en su travesía a cambio de que le salve la vida (estaba colgado de un árbol, porque se había comido las ovejas de uno de los granjeros). Mary Bee Cuddy, el personaje interpretado  por Hilary Swank le explica al vagabundo que deben atravesar medio país para internar a las dementes en un convento donde las cuidaran. Acuerdan un pago de $30 que sería cancelado al final del viaje.

Lo que viene a continuación es una larga lista de peripecias, típicas de las películas del oeste donde se narra la aventura de las caravanas con los colonos, solo que en este caso es una travesía al revés, porque no van al oeste sino al contrario. Encuentros con indios, frías y solitarias noches, encuentros con otros aventureros, todo salpicado de aventura y peligro. Claro, apegado a los clásicos como “Río Rojo” de John Wayne, pero con un enfoque moderno como Meek’s Cutoff, los visuales, la música, las actuaciones maravillosas hacen de esta película una excelente experiencia para el que gusta y disfruta de una impecables realización cinematográfica. De hecho creo que esta es la mejor actuación de Tommy Lee Jones quien además es el director. Hillary Swank no se queda atrás, pero ya nos tiene acostumbrados a su extraordinarias actuaciones.

Spoiler alert: se va a revelar parte de la trama de la película

Hasta aquí todo luce relativamente extravagante para una película del oeste. Pero la extravagancia no se detiene, sino que se transforma en un cuento perturbador. El vagabundo libera la tensión sexual (que existe siempre en las películas del oeste entre el personaje masculino y el femenino pero que usualmente no se cristaliza en nada) y tiene sexo mecánico (como explicado en una clase de puericultura) con Mary Bee, solo por complacerla, no sin antes aclarar explícitamente que jamás se casaría con ella porque es tan fea como una paila vieja (otro personaje ya le había dicho lo mismo). La escena es tan perturbadora que es como una violación inversa, la victima se deja violar, o quizás, el violador resulta ser violado. Pero el día siguiente, el epílogo de esa violación es el suicidio de Mary Bee, ahorcada de un árbol, consumiendo su destino cuando constata que su vida no tiene objeto. Repentinamente su cruzada por salvar o dar mejor vida a las 3 locas pierde sentido si es incapaz de proveerse de un hombre que la ayude con su granja y con su vida. Toda esta secuencia parece un chiste malo contado por una borrachín de bar, o por un vagabundo alcohólico.

Y siguiendo con la tónica de las cruzadas para salvar al mundo, la siguiente parada del vagabundo es un hotel construido por un especulador de tierras para alojar a más especuladores de tierras que vienen del este. Como todo ruin especulador lleno de avaricia y codicia y otras cosas que terminan en “icia”, se niega a darle cobijo y comida a los 4 errantes (el vagabundo y las 3 locas), a pesar de las súplicas del vagabundo (que no parece ser el tipo de hombre que se preste a estar suplicando nada). Todo acto tiene sus consecuencias así que el vagabundo impartiendo justicia divina (o infernal) le prende fuego al hotel con todos los especuladores del mundo adentro como si aquello fuera a impedir que otros especuladores llegaran (sabemos que los especuladores siguieron llegando porque los vemos en “la pequeña casa en la pradera“)

La película termina como suelen terminar estas películas del oeste: con un viejito/vagabundo bailando, mientras que las cosas importantes por las que luchó/o no luchó en toda la película se las lleva el río. El baile se parece mucho al de Walter Huston en “el tesoro de la sierra madre” (la película con Humphrey Bogart‎), y esa reminiscencia explica/o no explica muchas de las cosas que aparecen en la película. Al final toda la historia, en mi opinión, parece significar mucho, o no significar nada. La vida es como un viejito bailando, lo cual me recuerda el más sólido recuerdo que tengo de mi padre: bailando el currutaco, una danza de su pueblo natal, Juan Griego, que quizás, él era el último que sabía bailar.