@ agnasg

Compré un premio nobel por un dólar en la Av. Victoria

16-11-2022 7:44 AM

Parece que ya no tenemos acceso a Z-library (los sitios z-lib.org, b-ok.lat ya no están disponibles) por lo que va a ser difícil conseguir ciertos libros. Por ejemplo, ¿cómo consigues tú “Finnegans wake” de James Joyce en español? Imposible. De hecho, la copia que estuve leyendo de ese libro estaba en la biblioteca de mi universidad. Construyeron un nuevo edificio para la biblioteca y Finnegans wake desapareció (la verdad tengo años que no voy así que es posible que ahora sí esté).

Pero, si estamos en la era del internet, machine learning (el nuevo AI), y otros inventos modernos, ya no deberíamos tener esos problemas. Tenemos un nuevo formato digital para almacenar libros y documentos (pdf, ni tan nuevo, es un standard desde 2008) y podemos acceder a todas esas joyas de la literatura. En z-lib.org está Finnegans wake y muchos otros libros (millones), ahí, fácil. Pero alguien se estaba lucrando con z-lib.org, cuando debería ser una organización sin fines de lucro y el FBI les hizo una redada, y puso fuera de línea el sitio (z-lib.org y otros asociados)

Así que me fui a comprar pollo, y al lado del supermercado el vendedor de corotos de toda la vida había reaccionado a esta noticia vendiendo libros en acto de rebeldía sin parangón (en realidad Joshua, el vendedor de corotos, posiblemente no sabe lo que es internet, pdf, ni machine learning). Y entre esos libros, estaba Santuario, de Faulkner.

“¿Cuánto?” le pregunté, mientras, Joshua se comía una arepa del tamaño de una rueda de camión. “Un dólar” me contestó [1]. Y así compré un premio nobel por un dólar. Lo coloqué con toda la parsimonia del caso en un lugar privilegiado de mi bilioteca en espera a ser leído. Cosa que va a suceder dentro de algunos años porque mi lista de lectura está bien congestionada.

Y ahora que lo pienso, quizás hasta una consecuencia positiva puede haber sobre todo esto de la redada a z-lib.org. Mi pasión por la lectura y la escritura es incontrolable, pero si me obligan, usualmente regreso al trabajo y a la programación de juegos, farfullando y protestando, pero regreso. Al fin y al cabo, trabajar es lo que debería estar haciendo con mi tiempo hábil y disponible. Porque mi tiempo libre lo he estado dedicando a hobbies inverosímiles como dibujos, tejidos, y tocar piano con el teclado del computador. Ese garabato que trata de comerse al Faulkner en la foto de arriba es uno de mis dibujos, inesperados, retorcidos, perturbadores. Ya hablaré de ellos algún día [2]. Por lo pronto, ¡Trabaja vago!

Nota 1: los diálogos en castellano se hacen con guiones “-“, en inglés se hacen con comillas (en alemán también, Kafka las usaba en profusión). La razón por la que tuve que usar comillas, es porque este editor de WordPress (Gutenberg) insiste en que yo lo que quiero hacer es una lista, y no logré deshabilitar eso. Por supuesto, pude buscar en google, pero estoy tan hastiado de buscar cosas en google (programador al fin), que me negué a hacerlo y usé las comillas. Se cansa uno.

Nota 2: ya he hablado de esos dibujos antes. Los estudiosos y exégetas de este blog sabrán donde.

¿Algún comentario? Escriba ahora o calle para siempre.
El comentario debe ser aprobado antes de que sea publicado