@ agnasg

Del quedarse callado I

13-11-2007 9:53 AM

Otra más de mis listas. En esta ocasión: mis diez razones de por qué hay que callarse la boca:

  1. En boca cerrada no entran moscas.
  2. Nunca discutas con un idiota porque la gente puede no notar la diferencia.
  3. Al hablar estás colocando en bandeja de plata al adversario tus intenciones y lo que estás pensando. Cuando hablas, tú única intención es demostrarte a ti mismo que tienes razón, o demostrárselo a tus adláteres: tu adversario se reirá muy ufano de tí, bien sea abiertamente, o para sus adentros.
  4. Cuando atropellas con las palabras revelas cuanto te hace falta que te oigan: seguramente tus padres, tus maestros, o tus amigos no te dejaban hablar o simplemente no te prestaban atención: en consecuencia te sientes inferior y lo demuestras al hablar.
  5. Según Pedro Emilio Coll se puede llegar a ser presidente de la república simplemente permaneciendo en silencio: otros lo logran ladrando, mugiendo y balando: por lo tanto, las palabras y los rugidos no son necesarios: el león ruge cuando tiene hambre o cuando desea sexo: cuando se trata de defender o atacar son las garras y los colmillos los que hablan.
  6. Es preferible callarse la boca: si hablas todo el tiempo, la gente deja de prestarte atención aun cuando lo que estás diciendo sea algo diferente o algo importante: no te tomarán en cuenta por lo que hablas, sino por lo que haces.
  7. Al hablar siempre corres el riesgo que te manden a callar.
  8. Una oración es un sujeto, verbo y predicado: para algunos una oración es un “yo” un predicado y otro predicado: así que éstos habladores lo que deberían es callarse la boca y regresar a la escuela.
  9. No lo diga, escríbalo: si lo que hablas es 10 veces más que lo que escribes, revísate: eres un hablador de gamelote.

Y Finalmente
la razón número 10 de porqué debemos callarnos la boca:

10. Nunca te llamarán sabio: los sabios no hablan, sino que prestan atención.