@ agnasg

Nuestro Señor Presidente

22-01-2005 4:33 PM

Leemos en Descifrado en la calle: … en El señor presidente, Asturias recrea el régimen del dictador Manuel Estrada Cabrera, que ejerciera el poder de 1898 a 1920. “Estrada Cabrera poseía una fuerza macabra, casi sobrenatural. Era un personaje de contornos enigmáticos que se apoyaba en las supersticiones populares e inspiraba una especie de terror sagrado. Maniobraba entre las tinieblas. Era una dictadura invisible. Nadie nunca veía al presidente. No había más que sospechas, murmullos, rumores… “… sin alusiones personales. Por cierto, que ni Estrada Cabrera ni “El señor presidente” de Asturias inspiran lo que se percibe en este párrafo. Es como esos “reviews” de novelas, que resultan mejor que el original… o que la novela que los inspiró… ¿estraño, verdad? Pero no es un fenómeno aislado, en una búsqueda cualquiera en google se encuentra cualquier cosa como esta: “El Señor Presidente, cuyo tema principal (uno de ellos) es la descripción del mecanismo político que aplasta al hombre guatemalteco, ladino e indígena. Asturias, que creció en las pesadillas domésticas de una dictadura que destruyó su país, se vuelve historiador y fabulador de un fenómeno que, por su misma omnipresencia y omnipotencia, asfixia y oculta a los hombres sobre los cuales se ejerce”. Así que, me pregunto, ¿que nos queda a nosotros, tú sabes quiénes? Por ejemplo, se imaginan qué hubiese pasado con este tipo de poder en manos de Lusinchi, en manos de Luis Herrera, y permítanme lo escatológico, permítanme lo Freddy Kruger, pero, se imaginan Uds., este tipo de poder en manos de Locoven, es decir, Uds. saben, ese tipo, cap lo llamaban… ¿Se imaginan Uds. una novela de García Márquez sobre nuestro señor presidente? Yo no podría leerla… sería demasiado para mí…