@ agnasg

Ríete

25-02-2020 11:30 AM

Mis comentarios sobre el Guazón a continuación. Todos los spoilers posibles, la trama se va a discutir. Si no la ha visto, véala y regrese

Joaquín hizo una monumental actuación. En algún momento de la película (alrededor de la primera hora) me dí cuenta que estaba viviendo un momento especial en mi vida, un momento que iba a vivir en pensamientos muchas veces, como cuando vi por primera vez el Padrino, cuando ví por primera vez Apocalipsis Ahora, Blade Runner y muy pocas otras películas. El guazón era una experiencia única en la vida, pensé. La película continuó y la cena quedó servida: todo estaba listo para un gran y apoteósico final: entonces vino la escena del baile en la escalera: la cortaron, solamente aparece el final, cuando, creo que el comienzo era más importante (se pueden conseguir varios ejemplos, este desde una perspectiva diferente).

Y entonces llegó la escena final, en el programa de entrevistas con Murray Franklin (Robert De Niro). Todo estaba listo para una memorable escena, con Joaquín Phoenix quien había demostrado a lo largo de toda la película sus cualidades escénicas (y en otras películas por supuesto) y Robert fucking De Niro: este iba a ser un momento extraordinario y memorable.

Y entonces la escena. Vamos a dejarlo ahí, me voy a permitir una digresión para que se entienda mejor.

Pulp Fiction (Tiempos violentos) se puede ver de muchas formas. Podemos considerarla como una película de gangsters, como un thriller, como una película de superviolencia, y con otras muchas otras etiquetas. Contiene varias historias, una de ellas, la historia de un boxeador fracasado que decide aprovecharse de las apuestas en su última pelea, haciendo lo contrario que el jefe de la mafia le dijo que hiciera. Le hace una estafa al jefe de la mafia, se sale con la suya, y está listo para salir huyendo para no regresar nunca más: pero a la novia se le olvidó el reloj. Toda la película (al menos de este hilo narrativo), toda la historia gira sobre el hecho de que este boxeador, en vez de escapar porque tiene tras de sí nada más y nada menos que al más peligroso gangster de la ciudad (el resto de las historias de la película así lo demuestran) se ve obligado a regresar a buscar su reloj corriendo el riesgo de ser atrapado: ya sabemos lo que pasó, y la secuencia de Zeth (Zeth is death baby, Zeth is dead) no nos decepciona en lo absoluto, ahora entendemos toda la película.

¿Se entiende para dónde voy? Esa última escena del Guasón debió ser diferente. Fue un anticlimax confuso y raro como el resto de la película (el Guasón inclusive comienza a hablar como un niño mimado). La escena era la consumación de un exterminio, o la continuación de una saga de destrucción anarquista (ya sabemos como termina), con el asesinato del compañero de trabajo, la mamá y el ídolo de la mamá, el presentador de televisión. Yo tenía en mi cabeza muchas idea de cómo debía ser esa escena ninguna de las cuales conincidió con la realidad. Sin embargo, coincido que es una película excelente y que Joaquín se ganó el globo de oro y el óscar si lugar a dudas (inclusive desde el Gladiador se veía venir). No quiero ser melodramático (¿demasiado tarde?), ciertamente es solo una película y Todd Phillips es un consumado escritor y director. Pero confieso que mis expectativas estaban demasiado altas. Qué raro.