@ agnasg

… y entonces fueron felices para siempre!

22-03-2009 6:43 AM

Yo no creo que exista alguna persona que haya leído los 240 y pico de posts que hay en este sitio, ni nadie que esté dispuesto a leerlos (hay mucha paja uniforme e inteligentemente distribuida). Así que voy a decir esto como si fuera una novedad: hace algunos años (11 para ser exactos) yo estuve trabajando 30 horas semanales en un juego tipo adventure que en este momento se encuentra en el baúl de los zombies (una especie de cementerio de proyectos inconclusos). Por aquella época me leí cuanto libro sobre desarrollo de juegos, narrativa para videojuegos, etc., etc. Así que al leer este artículo sobre narrativa sentí una conmoción (algo así como el ooooooh que se oye en los stadiums).

El lector atento no dejará pasar lo de las 30 horas. ¿Además del trabajo que me daba de comer o era tiempo completo?. Además. Era mi pasatiempo. La semana tiene 80 horas útiles: ¿qué hace Ud. con las otras 40?. De cualquier modo, varias veces al año disparadores como este me motivan a preguntarme cómo esta mi proyecto actual. The side project como lo llaman en inglés. Un proyecto que no tiene nada que ver con el trabajo que lleva el plato a la mesa. En mi caso particular, y no es de extrañar que sea así, se trata del desarrollo de un juego. Siempre he tenido un proyecto actual, de esos. Inclusive desde antes, cuando estuve trabajando un juego tipo adventure en la Amiga, programado totalmente en assembler. Luego siguió el mencionado juego (que incluyó el desarrollo de un motor gráfico desde cero), un simulador de batallas espaciales, un generador de juegos de ficción (y un juego de ficcion interactiva completamente desarrollado en él) y el proyecto que he retomado ultimamente, un juego roguelike (resurgimiento, y actualizaciones). Los últimos meses he estado trabajando 12 horas al día en un proyecto con pentaho, y mi personaje en World of Warcraft me han dejado poco tiempo para la programación.  Pero eventualmente al tener un fin de semana libre, o cuando me quedan algunas horas de ocio (después de las 11 de la noche o un domingo a las 6 de la mañana) me pregunto cómo está mi side project. Mi roquelike sufrió un accidente, y desde hace tres meses no me sentido motivado a trabajar en él, así que es hora de buscar un side project al side project.

Todo esto conduce a que voy a comenzar una nueva burbuja, o quizás una no tan nueva. Desde el 2007 he estado trabajando de vez en cuando en un MMORPG. Así que voy a continuar ese proyecto. De hecho revisando su estado me estoy dando cuenta que realmente está tan avanzado como el roguelike. Porque yo trabajo como Nietszche. No es que me pongo a escribir  un libro desde la primera página hasta la última. Sino que escribo. Y escribo. Y escribo. Y escribo. Y escribo. Sin preocuparme mucho por la coherencia de lo que estoy escribiendo (programando). Y llegado el momento, cuando un libro deber ser parido, simplemente se trata de juntar todas las piezas y estructurarlas como un libro. Eso explica cómo es que Nietszche escribió la primera  parte del Zaratustra en 10 días.

Todo libro, cuento, historia, novela, relato tiene 5 partes: la princesa es feliz saltando y bailando por la campiña, viene un dragón y la encarcela en la más lugubre mazmorra en lo alto de una torre, aparece un principe que lucha contra el dragón, venciéndolo y librerando a la princesa, viviendo entonces juntos y felices para siempre. Mi MMORPG tiene listo básicamente las 3 primeras partes. Y ahí comienza el problema, terminar las 2 últimas. En los post sucesivos voy a estar escribiendo sobre las partes que están listas, mis ideas sobre lo que falta, su diseño, las tecnologías utilizadas y el por qué de todas mis decisiones. A todos estos post los voy a etiquetar con MMO y no MMORPG porque aplican a cualquier tipo de MMO, no particulamente a los RPGs. Ya en el pasado he escrito sobre este proceso en un blog especial para ello, así que, una vez más, se trata de juntas las piezas. Ya veremos los resultados.